21 junio 2012

no,ni



no son casualidad tus labios infinitos,

ni causalidad,

ni culpables.




No hay comentarios:

Publicar un comentario